Ser feliz es cuestión de perspectiva

0

Si comenzara este texto preguntándote – ¿eres feliz? – ¿qué responderías? Muy probablemente digas – Si, pero… – o quizá dejes unos segundos de silencio antes de contestar.

 

Si imaginamos que la felicidad es una casa, donde las paredes pueden ser por ejemplo tus sueños, el techo tu trabajo, las puertas los logros alcanzados, las ventanas tus seres queridos, etc; si a esta casa le quitamos una ventana ¿deja de ser una casa?, claro que no.

 

Si en tu casa una ventana se quiebra, rompe o empieza a filtrar, sigues teniendo una casa con un pequeño detalle que reparar. No dejaste de ser feliz, el resto de los elementos siguen ahí. Entonces ¿por qué responder a la pregunta inicial de esa manera? O eres feliz o no lo eres.

 

No te cierres en la percepción de esa ventana, recuerda que tienes mil razones para soñar, crecer y ser feliz. Deja que tu respuesta sea un rotundo “SI” y si por alguna razón tu respuesta fue un “no”, comienza a construir tu casa hoy. ¡No lo dejes para mañana! Rodéate de las personas que te hacen bien y sacan lo mejor de ti, busca inspiración, lucha por alcanzar lo que tanto anhelas, arma un plan a tu manera. ¡Nunca es tarde para ser la persona que quieres ser, el momento es hoy!

 

 


Live your dreams

Escríbeme, quiero saber de ti

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.